La Economía de los no Especialistas

Just another WordPress.com weblog

Cruzada contra la especulación «The Banking Act» de 1933

Deja un comentario


2008092399houseslump MARIBEL NÚÑEZ | BRUSELAS

Domingo, 28-09-08

La historia de las finanzas mundiales que se escriba en el futuro dedicará amplios capítulos a la crisis financiera que vive Estados Unidos y que, de paso, ha salpicado a todos los mercados del mundo. Desde Europa, que no se ha quedado al margen de esta crisis y, si no, que se lo digan al Banco Central Europeo -que ha inyectado miles de millones de euros en el sistema financiero para darle la liquidez necesaria para seguir funcionando- se está aprovechando la coyuntura para proponer reformas que pasan por aumentar el control de los mercados financieros e intentar poner freno a la especulación, aunque en esto no todos están de acuerdo.

El hecho de que Reino Unido e Irlanda estén bajo la órbita de influencia de Estados Unidos hace que algunos comisarios como el irlandés encargado de Mercado Interior, Charlie McCreevy, sean más favorables al sistema de regulación financiero americano que, simplificando mucho, significa menos control de las inversiones que hacen las entidades ni de los riesgos que asumen y un eufemismo llamado «autorregulación».

Así, McCreevy se mostró hace unos días poco convencido a aumentar la regulación en Europa para prevenir situaciones como Lehman Brothers, que se declaró en quiebra hace unos días o el rescate multimillonario por parte del Gobierno americano de otras entidades en aras de evitar un mal mayor.

Con lo que no contaba el comisario irlandés es con que el Parlamento Europeo ha reaccionado esta vez con suma celeridad y los dos partidos mayoritarios, el PPE y el PSE, han llegado a un acuerdo para pedir a la Comisión Europea que proponga nueva regulación para aumentar el control del sector financiero europeo.

Propuesta

McCreevy se ha puesto a trabajar y tiene previsto presentar en próximas semanas una propuesta, que irá luego al Consejo de la UE y a la Eurocámara, para reforzar entre otras cosas el trabajo de las agencias de calificación financiera para lo que se creará una agencia de control que vigile posibles riesgos de conflictos de intereses ligados a sus sistemas de remuneración. Además se reforzará la coordinación de las autoridades nacionales que supervisan a los grupos financieros que trabajan en varios países europeos y se unificarán antes de 2012 la información que los bancos transmiten a las autoridades de supervisión.

Entre los planes figura la modificación de la Directiva de Fondos Propios, en vigor desde 2006, para adaptarla a las exigencias de los nuevos riesgos de las inversiones y de las entidades financieras. El objetivo es mejorar la estabilidad financiera para preservar la confianza de estas instituciones y, sobre todo, proteger la seguridad de los consumidores de este tipo de turbulencias.

Europa

Sanción para los «hedges funds»

La idea que subyace en Europa sobre lo que ha pasado en Wall Street la expresó esta misma semana el Presidente francés, Nicolas Sarkozy, y presidente de turno de la Unión Europea, al asegurar que «debe haber sanción para los especuladores ya que es imprescindible para la moralización del capitalismo financiero». Esta semana el Parlamento Europeo pedía a la Comisión que legislara sobre los fondos especulativos (hedges funds en inglés) y sobre los fondos de capital riesgo e inversión para aumentar su control y prevenir lo que ha sucedido en Estados Unidos, la descapitalización de los mismos. Además la Eurocámara ha encargado al Ejecutivo comunitario que estudie la creación de una autoridad de vigilancia europea de los mercados financieros.

Para encontrar la respuesta a cómo va a afectar la crisis en la regulación, quizás sólo hay que mirar hacia atrás. Karel Mertens, profesor de Economía del European University Institute (EUI), escribió hace dos años un estudio sobre la forma como EE.UU. salió de la Gran Depresión de los años 30 y la repercusión de ésta en el sistema financiero. En síntesis, el trabajo mencionado explica cómo las autoridades optaron por regular el mercado bancario, a través de «The Banking Act» de 1933. Entre las novedades que introdujo la norma estaba la imposición de topes a la banca comercial tanto para remunerar las inversiones como para la duración de las mismas, lo que causó que la competencia feroz que había habido entre las entidades desapareciera. Ni que decir tiene que estos topes fueron desapareciendo, en su mayoría entre 1980 y 1986. Ahora la incógnita está en saber si Ben Bernanke optará por estrechar la regulación del mercado o si permitirá que se continúe con el «todo vale» que ha imperado en Wall Street.

Fuente: ABC

Anuncios

Autor: donquijote2000

Abogado, Especialización en Derecho Económico Internacional. Experiencia en Banca como Director, Consultor Jurídico, Compliance Officer in Anti-Money Laundering, Director en Hoteles y Asesor en Finanzas tanto en el sector Público como Privado. Por último, cansado de tantas mentiras o medio verdades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s