La Economía de los no Especialistas

Just another WordPress.com weblog

Premian a 12 altos ejecutivos con u$s500 millones, por su fracaso

Deja un comentario


tanque-vacio_es Viernes 03 de Octubre de 2008

El monto corresponde a los “paracaídas de oro” que recibieron quienes dirigieron a la gran banca de EE.UU. hasta el hundimiento de Wall Street

Los 12 altos ejecutivos que dirigieron a la gran banca estadounidense en las vísperas y durante el hundimiento de Wall Street vieron premiado su fracaso con unos “paracaídas dorados” que suman u$s500 millones.

Según publica elEconomista.com, ésta es una estimación de lo cobrado por los altos ejecutivos tras abandonar el puesto, incluyendo lo percibido en dinero en efectivo, stock options y otras retribuciones. Y no están todos.

Así, Stanley O’Neal, que se convirtió en una de las primeras “víctimas” de la crisis de las subprime al dejar la dirección de Merril Lynch el 28 de octubre de 2007, recibió u$s161 millones como gratificación de despedida, después de que la entidad financiera que dirigía admitiera depreciaciones de activos por u$s8.000 millones.

El sucesor de O’Neal en Merril Lynch fue John Thain, quien se ha embolsado u$s9 millonescomo despido por dirigir la entidad menos de un año, antes de que la firma acabase siendo adquirida por Bank of America el 14 de septiembre de 2008.

Otra “víctima” temprana de la crisis, Charles Prince, presidente de Citi, cobró u$s105 millonespese a que su salida se produjo una vez que el banco anunció depreciaciones de activos por u$s11.000 millones.

Asimismo, Angelo Mozillo, tras 39 años en la hipotecaria Countrywide, percibió u$s56 millonesal dimitir en medio de una crisis tan grave que forzó la absorción de la firma, también por parte de Bank of America.

Otros ilustres beneficiarios de generosos “paracaídas dorados” han sido Kerry Killinger y Alan Fishman, de Washington Mutual (u$s44 millones y u$s19 millones, respectivamente, como gratificación de despido); Ken Thompson, de Wachovia (u$s42 millones); Richard Fuld, de Lehman Brothers (u$s24 millones); Richard Syron y Daniel Mudd, ambos dirigentes de Fredie Mac (u$s16 millones y u$s8 millones, respectivamente), y James Cayne, de Bear Stearns (u$s13 millones).

Finalmente, a Robert Willumstad, máximo dirigente de la aseguradora AIG, a la que el Tesoro de EEUU tuvo que inyectar u$s85.000 millones para evitar su hundimiento, su compañía le había preparado un despido de lujo, de u$s22 millones. Willumstad, según parece, ha renunciado a ese dinero.

Fuente: InfobaeProfesional

Anuncios

Autor: donquijote2000

Abogado, Especialización en Derecho Económico Internacional. Experiencia en Banca como Director, Consultor Jurídico, Compliance Officer in Anti-Money Laundering, Director en Hoteles y Asesor en Finanzas tanto en el sector Público como Privado. Por último, cansado de tantas mentiras o medio verdades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s