La Economía de los no Especialistas

Just another WordPress.com weblog

Tras rescate de AIG, ejecutivos de esa empresa gastaron 440.000 dólares en hotel de 1.000 dólares la noche

Deja un comentario


Octubre 7 de 2008

IMAGEN-4588968-2 Las cuentas de las vacaciones: 200.000 dólares en las habitaciones, más de 150.000 en comidas, 23.000 en tratamientos de ‘spa’ en el hotel Monarch Beach (California, E.U.) y ‘otros’ gastos.

Foto: Archivo particular
Una habitación como la de la imagen cuesta unos 1.000 dólares por noche en el lujoso hotel Monarch Beach Resort, en E.U., donde se alojó un número no especificado de ejecutivos de AIG, en plena crisis económica mundial.

Fuentes legislativas narraron el hecho poco después de que el Gobierno estadounidense saliera al rescate de la compañía, mediante un desembolso de 85.000 millones de dólares.

El presidente del Comité de Supervisión y de Reformas del Gobierno de la Cámara de Representantes, el demócrata Henry Waxman, lo denunció en el segundo día de audiencias sobre la crisis financiera internacional.

El legislador mostró una fotografía del hotel donde se alojaron los mencionados ejecutivos y en el cual las habitaciones cuestan hasta 1.000 dólares por noche, y explicó que las facturas evidencian que los ejecutivos de AIG se gastaron más de 440.000 dólares.

El legislador no ocultó su malestar por el hecho de que apenas una semana después de que los contribuyentes rescataran a AIG, ejecutivos de la compañía estuvieran “bebiendo y cenando en uno de los hoteles más exclusivos del país”.

El legislador demócrata Elijah Cummings se mostró indignado por el comportamiento de los ejecutivos de AIG. “Se hicieron el ‘manicure’, recibieron tratamientos faciales, ‘pedicure’ y masajes, mientras los estadounidenses estaban corriendo con los gastos”, afirmó en la audiencia.

‘Fue una recompensa al trabajo’: AIG

AIG se defendió de las acusaciones con el argumento de que el viaje había sido organizado un año antes como recompensa a los ejecutivos de venta del negocio de seguros de vida de la compañía.

“Es tan básico como el salario, ya que supone recompensar el trabajo”, explicó el portavoz de AIG, Nicholas Ashoo, a la agencia de noticias Bloomberg. 

Como paso previo a la audiencia de hoy en el Congreso, el Comité de Supervisión ha revisado “decenas de miles” de documentos de AIG que, de acuerdo con Waxman, hacen pensar si las generosas bonificaciones para los ejecutivos están justificadas a la vista de las pérdidas que registraba la aseguradora a partir de 2007.

AIG perdió más de 5.000 millones de dólares en el último trimestre de 2007, pérdida atribuible a la división de productos financieros, pero el consejero delegado de entonces, Martin Sullivan, recibió una bonificación en efectivo de más de 5 millones de dólares.

El Consejo de Administración de la aseguradora también aprobó un nuevo contrato de compensación para Sullivan que le proporcionó un “paracaídas de oro” para una posible salida de la compañía, de 15 millones de dólares, explicó Waxman.

Por su parte, Joseph Cassano, el responsable de la división de Productos Financieros, recibió más de 280 millones de dólares durante los últimos ocho años. Incluso después de haber caído en desgracia en la compañía por la falta de resultados, el ejecutivo siguió contando con un salario de un millón de dólares al mes.

Waxman también recalcó que mientras los ex ejecutivos de AIG niegan toda responsabilidad en el colapso de la aseguradora, una carta confidencial de la Oficina de Supervisión de Ahorros “presenta otro escenario”.

En esta carta, con fecha del 10 de marzo de 2008, el organismo regulador afirmó que estaba “preocupado por el hecho de que en la supervisión corporativa de AIG Financial Products fallan elementos esenciales de independencia, transparencia y consistencia”.

Documentos internos de la auditora PricewaterhouseCooper evidenciaban problemas similares, indicó Waxman.

Cuando un auditor de AIG, Joseph St. Denis, expresó su preocupación por cómo la división de Productos Financieros hizo sus cuentas, Cassano le excluyó “deliberadamente” de la evaluación con el argumento de que “contaminaba el proceso”. 

Qué puede comprar un colombiano con 440.000 dólares o ‘devaluados’ 990.321 millones de pesos

– Un apartamento de 350 millones de pesos en una exclusiva zona de Bogotá.
– Un automóvil de gama alta de 120 millones de pesos.
– Unas vacaciones para cuatro personas durante ocho días y siete noches en un hotel cinco estrellas en el Caribe, con todo incluido: 12 millones de pesos.
– Veinte paquetes de acciones de Ecopetrol: 28 millones.
– Carrera universitaria (pregrado) en uno de los mejores programas del país: 100 millones.
– Una casa de recreo en tierra caliente: 200 millones.
Total: 810 millones de pesos. Y le quedan más de 180 millones para invertir o tener ‘un colchón’, por si las moscas.

EFE

Fuente: Portafolio

Anuncios

Autor: donquijote2000

Abogado, Especialización en Derecho Económico Internacional. Experiencia en Banca como Director, Consultor Jurídico, Compliance Officer in Anti-Money Laundering, Director en Hoteles y Asesor en Finanzas tanto en el sector Público como Privado. Por último, cansado de tantas mentiras o medio verdades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s