La Economía de los no Especialistas

Just another WordPress.com weblog

Paulson pone el plan de rescate en el freezer

Deja un comentario


El secretario del Tesoro de EE.UU. señaló que quiere dejar la casa en orden a Obama y que el programa sólo contempla a la banca. Golpe a las automotrices

2008020144coches_ventas_caenEl secretario del Tesoro de Estados Unidos, Henry Paulson, dijo este martes que la impredecible naturaleza de la actual crisis financiera significa que es necesario garantizar que el dinero del rescate financiero no sea desviado a otros usos.

En un testimonio ante la Comision de Servicios Financieros de la Camara de Representantes, Paulson afirmó que el programa de alivio de activos con problemas de 700.000 millones de dolares, o TARP, tiene el propósito de apuntalar al sistema financiero y sostuvo que había otros esfuerzos en camino para ayudar a los propietarios de casas a evitar ejecuciones hipotecarias previsibles

Entretanto Paulson, el presidente de la FED, Ben Bernanke, y la presidenta de la Comision Federal de Seguros de Depósitos, Sheila Bair, testificaban este martes ante la Camara de Representantes del Congreso sobre el plan de rescate.

El plan de salvataje va al freezer
En una entrevista con The Wall Street Journal publicada el martes, Paulson dijo que no usaría lo que queda del rescate de u$s700.000 M para lanzar nuevos programas sustanciales.

En cambio, el funcionario dijo que preferiría mantener el dinero en reserva para emergencias imprevistas y para preservar la flexibilidad de la administración del presidente electo Barack Obama.

“Yo haré lo que tengamos que hacer para mantener al sistema fuerte y para reaccionar como tengamos que reaccionar durante las nueve semanas que este aquí, pero no estaré analizando iniciar cosas nuevas a menos que sean necesarias”, dijo, citado por el Journal.

Pensando en el futuro, Paulson aclaró que el fin es dejarle un margen de maniobra a Obama. “Quiero preservar el poder de fuego, la flexibilidad que tenemos ahora y que tendran aquellos que vengan después de nosotros”, agregó.

La semana pasada Paulson ya había anunciado algunos cambios sobre la marcha respecto al plan salvataje, cuando dijo que ya no planeaba comprar préstamos con dificultades a los bancos, y que en cambio usaría el rescate aprobado por el Congreso para inyectar capital directamente en los bancos.

Según el Journal, ahora el funcionario pondrá un freno al uso de los recursos aprobados. Después de invertir u$s250.000 M en los bancos, al Tesoro “no le quedaba suficiente para tener un impacto significativo”.

No obstante, el secretario del Tesoro explicó al Journal que el trabaja con la Reserva Federal para desarrollar una facilidad crediticia que aliente a los inversores a comprar algunos de esos activos.

Congreso y Casa Blanca se enfrentan por la industria automotriz
La Casa Blanca y los legisladores demócratas estan de acuerdo en que algo debe hacerse para rescatar a la industria automovilística, pero no lograron ponerse de acuerdo este martes sobre qué hacer al respecto.

Los legisladores demócratas quieren usar u$s25.000 M del plan de emergencia para ayudar al sector industrial. Sin embargo, los republicanos y la Casa Blanca se oponen, y quieren que el Congreso encuentre otra forma de viabilizar un préstamo segun las normativas del Departamento de Energía.

“Una vez que abres la puerta” del fondo de u$s700.000 M para determinadas industrias, “otras podrían decir que ellas (tambien) necesitan ayuda”, señaló la portavoz de la Casa Blanca Dana Perino.

El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, expresó su disgusto con el secretario del Tesoro norteamericano, Henry Paulson, quien la semana pasada se negó a incluir a la industria automovilística en el plan de rescate.

En una medida inusual, el Congreso fue nuevamente convocado tras las elecciones presidenciales del 4 de noviembre, a pesar de su estatus hasta enero, cuando asuman el nuevo Congreso y el presidente electo Barack Obama.

La crisis en la industria automovilística fue un factor decisivo para la nueva convocatoria. El sector ya obtuvo u$s25.000 M para desarrollar tecnología ecológica.

Los líderes del Congreso quieren obtener para la industria otros u$s25.000 M hasta fin de año.

Las ventas de coches nuevos se derrumbaron en octubre en un 32%, a su nivel más bajo desde octubre de 1991, al tiempo que las compañías continuaban perdiendo dinero y despidiendo personal.

Algunos analistas creen que hay que dejar que la industria automovilistica quiebre para que cambie su sistema de administración y resistencia a reducir las emisiones mediante una mayor eficiencia. Los más ortodoxos consideran que así quedarían en pie las firmas más competitivas y caerían las grandes de Detroit, consideradas menos eficientes por tener sindicatos mejor organizados y con mayores derechos laborales que las compañías asiáticas del sur de Estados Unidos.

En una entrevista con CBS emitida el domingo, Obama sugirió que bajo “circunstancias normales” no sería una mala idea. Pero dada la crisis financiera actual, agregó: “En este tipo de situación, el desplome de la industria automovilística sería desastroso. Por eso creo que debemos ayudar a la industria, aunque no creo que pueda ser un cheque en blanco”.

Fuente: InfobaeProfesional

Anuncios

Autor: donquijote2000

Abogado, Especialización en Derecho Económico Internacional. Experiencia en Banca como Director, Consultor Jurídico, Compliance Officer in Anti-Money Laundering, Director en Hoteles y Asesor en Finanzas tanto en el sector Público como Privado. Por último, cansado de tantas mentiras o medio verdades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s