La Economía de los no Especialistas

Just another WordPress.com weblog

EEUU destinará más de 850.000 millones de dólares a combatir la recesión

Deja un comentario


El plan de Obama disparará el déficit público del país, que hoy es de 455.000 millones

El proyecto podrá incluir rebajas fiscales para las rentas bajas y medias

obama 19-12-08 , por G. M. Nueva York

El equipo económico de Barack Obama ya ha sacado la calculadora, a pesar de que el presidente electo tendrá que esperar a tomar posesión de su cargo como presidente de Estados Unidos hasta el próximo 20 de enero.

Larry Summers, director del Consejo Económico Nacional y principal asesor del demócrata, ha mantenido diversos contactos con economistas de prestigio, tanto liberales como conservadores, para acabar de perfilar el plan de recuperación económica que la nueva Administración tiene previsto ejecutar en cuanto llegue a la Casa Blanca.

Entre los expertos consultados están economistas republicanos como Martin Feldstein (asesor de John McCain) o Lawrence Lindsey, que asesoró al actual presidente de EEUU, George W. Bush, en su primer mandato, según Associated Press.

De este modo, el equipo económico de Obama ha consensuado que el plan de recuperación económica tendrá que tener un presupuesto que no podrá ser inferior a 850.000 millones de dólares (590.155 millones de euros). Este importe representa alrededor del 6% del PIB del país y es superior a las previsiones iniciales que habían barajado los líderes demócratas del congreso y el propio Obama, que creían que bastaría con destinar entre 500.000 millones y 700.000 millones.

El proyecto, que ya ha sido presentado por los asesores de Obama a los congresistas de su partido, todavía podría tener un mayor presupuesto, en función de cómo evolucione la economía (el próximo 23 de diciembre se conocerá la última revisión del PIB del tercer trimestre del año).

Varios asesores del presidente (como Laura Tyson) prefieren una aportación mayor, de 900.000 millones de dólares, mientras que destacados economistas como el premio Nobel Joseph Stiglitz (que trabajó con Bill Clinton) elevan hasta un billón de dólares la cifra necesaria para combatir la recesión económica que atraviesa EEUU desde finales de 2007.

Desempleo
El plan de recuperación de Obama busca permitir la creación de 2,5 millones de puestos de trabajo hasta 2011. El objetivo de la nueva Administración es contener la destrucción de empleo. Estados Unidos ha eliminado 1,9 millones de puestos de trabajo desde que el país entró en recesión y en noviembre, el último mes, se suprimieron más de 500.000 empleos, la cifra más alta desde 1974. Esta reducción de la fuerza laboral ha provocado que la tasa de paro se haya disparado hasta el 6,7%, el umbral más alto de los últimos quince años.

La iniciativa de Obama, que puede disparar el déficit público de EEUU hasta más de un billón de dólares (ahora está en 455.000 millones de dólares), se materializará con un agresivo plan inversor en infraestructuras viarias y energéticas, sobre todo en la red de carreteras y en la red eléctrica. El demócrata, que tendrá un gran poder después de que su partido haya reforzado su mayoría en el Congreso y en el Senado en las últimas elecciones, también tiene intención de actualizar los colegios de Estados Unidos.

El proyecto de ley que aprobará el plan de recuperación también incluirá, previsiblemente, otras iniciativas para aliviar las economías domésticas, como rebajas fiscales para las rentas bajas y medias. Los contribuyentes de más poder adquisitivo, aquellos que ganan más de 250.000 dólares, mantendrán su fiscalidad actual, sin que se espere que se vayan a producir los aumentos de impuestos que Obama había anunciado en su campaña electoral.

Estos mayores tributos, que acabarían con una rebaja fiscal dictada por el actual Gobierno, estaban contemplados para financiar la reforma de la sanidad, pero Obama ya admitió la semana pasada que la sanidad universal es difícil y que desconoce cómo la va financiar.

El plan de recuperación también incluirá, según la propuesta presentada a los congresistas, medidas para aliviar la situación económica de los desempleados, como la congelación de los impuestos que gravan el subsidio de desempleo de forma temporal o la ampliación de los programas de ayuda a la compra de comida.

Los nuevos cálculos del equipo de Obama se conocieron dos días después de que la Reserva Federal estadounidense realizara una rebaja de tipos de interés histórica y estableciera un rango objetivo para el precio del dinero que oscilará entre el 0% y el 0,25%. El banco central estadounidense está más preocupado por el crecimiento económico de EEUU que por la evolución del IPC e incluso contempla que se pueda producir una deflación.

Fuente: Expansión

Anuncios

Autor: donquijote2000

Abogado, Especialización en Derecho Económico Internacional. Experiencia en Banca como Director, Consultor Jurídico, Compliance Officer in Anti-Money Laundering, Director en Hoteles y Asesor en Finanzas tanto en el sector Público como Privado. Por último, cansado de tantas mentiras o medio verdades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s