La Economía de los no Especialistas

Just another WordPress.com weblog

Así luce el panorama económico para 2009 en Venezuela

Deja un comentario


Venezuela encarará el próximo año una importante disminución del valor de sus exportaciones y de los ingresos fiscales.

Ello colocaría la tasa inflación en niveles muy superiores a los de 2008 al tiempo que potenciaría las expectativas de devaluación del bolívar.

23/12/2008

Sary Levy Carciente, Decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la UCV, presentó un informe titulado Balance Económico 2008 y Perspectivas 2009, donde estima que para 2009 habrá importantes restricciones de financiamiento que incidirían negativamente sobre la actividad económica y los niveles de inflación en Venezuela.

El informe destaca que el año 2008 marca el final de un período de expansión global, lo que se verá reflejado en la región latinoamericana y en particular en Venezuela, donde la tasa de crecimiento económico alcanzará aproximadamente 5,4%, inferior al 8,4% del año anterior, en tanto que la inflación que en 2007 fue 22,5%, al cierre de 2008 se situará en 33,0%.

Para 2009 se estima importantes restricciones de financiamiento que incidirían negativamente sobre la actividad económica y los niveles de inflación, al tiempo que la cuenta corriente de la balanza de pagos registrará un significativo deterioro.

Perspectivas 2009

El entorno global se prevé en claro estancamiento y exigirá de un gran esfuerzo continuado para reanimar la economía. El 2009 será la fase más dura de la recesión, pero todo parece indicar que la recuperación no se dejará sentir sino a partir del 2010, por lo que todo el lapso manifestará dinámicas sinuosas, que no facilitarán la mejora de las expectativas de los inversionistas. El nuevo gobierno estadounidense delinea un programa de estímulo económico interno, lo que permite vislumbrar que los recursos existentes serán concentrados dentro de sus fronteras.

Europa ha declarado que la recesión va mucho más rápido e intensamente de lo que originalmente se proyectó, por lo que redoblará esfuerzos en programas de apoyo interno y soporte de su costosa seguridad social. Los países con recientes altas tasas de crecimiento, verán frenar su dinamismo y la competencia por los mercados arreciará. Los países menos desarrollados dependerán de las condiciones en las cuales se encuentren: la eficiencia de su gasto público, el grado de emprendimiento de su sector productivo, su nivel de deuda, la solvencia de sus entidades financieras, entre otros.

Ello indudablemente condicionará el desempeño de la economía en un contexto de fuertes restricciones en el acceso al financiamiento. Por tanto, es predecible que la desaceleración de la actividad económica continuará durante 2009 lo que eventualmente pudiese traducirse en estancamiento económicode cumplir Venezuela con su recorte de producción de 12% acordado en el seno de la OPEP.

Según algunos cálculos tomando el precio previsto a la fecha de la cesta petrolera venezolana para el 2009 de US$/b 30 y una producción de 2.2 millones de barriles diarios,los ingresos por exportación petrolera se situarían en US$ 24.000 millones, monto que sólo cubriría el 50% de lo que hoy alcanzan las importaciones.

La sostenibilidad del crecimiento de la economía, basada en inyecciones masivas de gasto de público, con un importante efecto de desplazamiento del sector privado, no pareciera ser viable en medio de limitaciones de financiamiento derivadas de las menores cotizaciones esperadas para los precios del petróleo. Igualmente, los significativos superávits en cuenta corriente observados hasta 2008 es probable que se reduzcan sustancialmente, lo que se materializará en importantes pérdidas de reservas internacionales del BCV debido a las dificultades para la reducción de las importaciones y la persistencia de las salidas de capital.En ese contexto, es de esperar la acentuación de restricciones cambiarias y la probable corrección del tipo de cambio nominal.

Debe alertarse que en medio de las dificultades financieras que enfrentará la economía en 2009 sería peligroso para la estabilidad monetaria de Venezuela que el gobierno apele al financiamiento monetario mediante el traspaso de una porción de las reservas internaciones del BCV al gobierno con el objeto de financiar el gasto público.

La obtención de recursos de la economía interna con el objeto de enjugar el déficit fiscal previsto para 2009 y de esta manera poder ejecutar el gasto acordado en el presupuesto, requeriría de la búsqueda de ingresos mediante el aumento de la alícuota del IVA o la reinstauración del impuesto a las transacciones financieras.

Finalmente, debe destacarse que como resultado de la desaceleración de la actividad económica y el aumento de la tasa de inflación durante 2008, la economía venezolana enfrentará un dilema en 2009.

Si el gobierno opta por aplicar una política contracíclica para reanimar el crecimiento de la economía, consistente en el aumento del gasto y una disminución de la tasa de interés, ello podría expresarse en una exacerbación de las tensiones inflacionarias y en un deterioro aún mayor de la cuenta corriente en un ambiente donde los precios del petróleo han caído, sin que esas medidas garanticen un nuevo auge de la economía.

Fuente: Economista24

Anuncios

Autor: donquijote2000

Abogado, Especialización en Derecho Económico Internacional. Experiencia en Banca como Director, Consultor Jurídico, Compliance Officer in Anti-Money Laundering, Director en Hoteles y Asesor en Finanzas tanto en el sector Público como Privado. Por último, cansado de tantas mentiras o medio verdades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s