La Economía de los no Especialistas

Just another WordPress.com weblog

La economía de Obama

Deja un comentario


2009010562obama LEX

Publicado el 20-01-2009 , por Financial Times

Hoy la mayor economía del planeta tiene un nuevo líder. Un aspecto que se puede dar por garantizado es que EEUU conservará este primer puesto con comodidad durante la primera legislatura del presidente Barack Obama en el cargo (Japón, que ocupa el segundo puesto, sólo tiene un tercio de su tamaño). ¿Pero de qué otra forma podría cambiar la economía estadounidense durante los próximos cuatro años?

Como siempre, todo depende de la perspectiva. Para aquellos con un puesto de trabajo, el panorama será oscuro, pero la vida podría no ser demasiado insoportable. Con respecto a la producción per cápita, la media de la población es casi un 40% más alta a la existente cuando George W. Bush accedió al cargo.

El valor de la vivienda también es superior al del año 2000. Es cierto que el nivel de los pagos de intereses y deuda frente a los ingresos disponibles es alto, situándose en el 17%, pero este porcentaje está cayendo, ahora que los tipos de interés se sitúan en cero.

Así, para muchos la primera legislatura de Obama sólo será un yugo: trabajar, pagar las deudas y conducir el mismo coche. Las crecientes filas de parados, sin embargo, comprobarán que las ofertas de empleo son cada vez más escasas, pese al discutible deseo de la nueva administración de crear 4 millones de puestos de trabajo. Si dentro de cuatro años la tasa de paro es inferior al nivel actual del 7,2%, el presidente Obama se merecerá con razón un gran aplauso.

Sin embargo, el movimiento de los precios es más importante para el bienestar de los ciudadanos estadounidenses a medio plazo. La recesión ha arrastrado el índice de precios al consumo en diciembre a menos del 1% con respecto al mismo mes del año anterior. Pero el grifo monetario abierto y la falta de un aparente límite en los planes de gasto demócratas, bien podrían hacer que los precios repuntaran nuevamente durante el primer mandato.

Si se mantiene bajo control, sería un aspecto bien recibido, pero, si la inflación llegara a disparase, se destruiría más riqueza de la que ningún gobierno podría esperar crear. Olvidemos los 100 primeros días. Centrémonos en las perspectivas inflacionistas a medio plazo.

The Financial Times Limited 2009. All Rights Reserved.

Fuente: Expansión

Anuncios

Autor: donquijote2000

Abogado, Especialización en Derecho Económico Internacional. Experiencia en Banca como Director, Consultor Jurídico, Compliance Officer in Anti-Money Laundering, Director en Hoteles y Asesor en Finanzas tanto en el sector Público como Privado. Por último, cansado de tantas mentiras o medio verdades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s