La Economía de los no Especialistas

Just another WordPress.com weblog

¿Es la nacionalización de los bancos la solución para poner fin a la crisis financiera global?

Deja un comentario


En medio de rumores sobre la entrada del gobierno en el capital de bancos de ese país, se profundiza el debate sobre la viabilidad de la medida

El gobierno de EE.UU. debería hacer es lo mismo que hizo Argentina en 2001, crear un ‘banco nuevo’ y un ‘banco malo que absorba los pasivos tóxicos

Si los bancos siguen cayendo, lo que queda es una corrida contra todo el sistema financiero. La nacionalización sirve para evitar que se profundice el miedo

El nuevo programa de asistencia a entidades comenzará a funcionar el próximo miércoles, fecha que para muchos especialistas suena demasiado lejana

El mundo económico y financiero atraviesa por estos días, uno de los períodos de mayor agitación de los últimos tiempos. Los rumores van y vienen y cada uno de ellos funciona como detonante que puede hacer estallar el precio de las acciones de las principales compañías del mundo.

Por estas horas, la posible nacionalización de algunos bancos estadounidenses es el tema que mantiene en vilo a todos los analistas internacionales.

Para algunos de ellos, será inevitable, tal como expresó el economista Orlando Ferreres a este medio: “La nacionalización de los bancos es prácticamente la única salida por el momento”. El analista también explico que “si el Estado les brinda el apoyo financiero que necesitan, los fondos del Gobierno serían casi todo su capital”. “Es decir que, en la práctica, las entidades serían del Gobierno a pesar de que éste no los maneje", subrayó.

Para otros, es una decisión con costos políticos de fondo muy importantes que, mientras pueda, el primer mandatario estadounidense tratará de evitar.

“Obama no quiere correr el riesgo político de apoyar decididamente a los bancos y eso impide resolver el problema de fondo”, señaló días atrás el economista Miguel Angel Broda a iProfesional.com

Día agitado

En medio del tembladeral, los principales organismos reguladores de EE.UU., encabezados por el Departamento del Tesoro y la Reserva Federal, debieron salir a reiterar su disposición a respaldar las necesidades de liquidez de los bancos y aseguraron que su voluntad es que éstos permanezcan en manos privadas.

Pero, lo que en primera instancia podría ser una excelente noticia para las entidades involucradas, para sus accionistas y para el mercado, puede representar un retroceso, luego que la prensa de todo el mundo especulara largamente con que el gobierno de Obama avanzaría hasta alcanzar el 40% del capital de Citigroup.

"El Gobierno de EE.UU. continúa firmemente detrás del sistema bancario y garantizará que los bancos cuenten con el capital y la liquidez suficiente para proporcionar el crédito necesario destinado a restaurar el crecimiento económico", señaló el comunicado emitido por el Tesoro, la Fed, la Agencia Federal de Garantía de Depósitos (FDIC), la Oficina de Control de la Divisa (OCC) y la Oficina de Supervisión Cambiaria (OTS).

Además, anunciaron que el nuevo programa de asistencia a entidades comenzará a funcionar el próximo miércoles, fecha que para muchos especialistas suena demasiado lejana, luego de todo lo hablado desde el pasado viernes.

“En mercados tan aceitados como los de EE.UU. 48 horas son una eternidad. Es una ventaja enorme para los que operan a corto plazo. Da tiempo para pensar y ganar dentro del mercado”, señalo Agustín Cramo, analista de mercados internacionales a iProfesional.com

¿En qué consiste el nuevo programa?
El nuevo programa de asistencia de capital que entrará en funcionamiento establece que:

  • Cualquier inyección de capital público se realizará en forma de acciones preferentes convertibles obligatorias
  • Las mismas podrán ser transformadas en acciones comunes si fuera necesario para mantener bien capitalizadas a las entidades
  • Podrán ser retiradas si las condiciones financieras mejoran antes de que la conversión sea obligatoria
  • Los bancos que necesiten fondos adicionales después de los llamados stress-tests (test de viabilidad) que no puedan obtener el dinero de manos privadas podrán conseguir más dinero público

El programa busca, según los analistas internacionales, asegurar al público estadounidense que estos tests, que se llevarán a cabo en unos 20 bancos estadounidenses, reflotar a las entidades, y controlar las especulaciones sobre una posible desaparición o nacionalización de los bancos.

"Este programa está diseñado para asegurar que las principales instituciones bancarias cuenten con capital suficiente para desempeñar su rol fundamental en nuestro sistema financiero", señaló el comunicado oficial.

Sin embargo, y más allá del formalismo político del anuncio, los analistas supieron darle otra lectura. ¿Por qué?:

Hasta ayer: el Estado inyectaba dinero y obtenía a cambio acciones preferenciales, que pagan un interés y podían repagarse en algunos años pero no tenían derecho a voto.

A partir de ahora: el gobierno podrá transformar esas acciones preferenciales en acciones ordinarias. Y a medida que lo haga podrá ir avanzando en la toma del control del banco y de su management. Es decir podrá nacionalizarlo gradualmente.

Para los analistas internaciones esto es, sin lugar a dudas, un gran paso hacia la nacionalización. Por ello, ayer los papeles de los bancos se dispararon, después de que el gobierno confirmó que funcionarios de la Reserva Federal estaban negociando con el Citi la conversión de gran parte de los u$s 45.000 millones en acciones preferenciales – que tienen en su poder – en ordinarias.

Nacionalizar o no nacionalizar, ¿esa es la cuestión?
Por estas horas se intensifica el debate sobre si la eventual nacionalización de entidades puede poner punto final a la crisis y si, asumido el costo político, puede marcar un punto de inflexión que otorgaría mayor calma a los inversores.

“La nacionalización sirve para cortar la especulación de corto plazo. Puede ayudar a cambiar el humor del mercado y a salvar la economía real. Lo peor que puede pasar es que ésta se siga deteriorando”, explicó Cramo.

Para Daniel Artana, de FIEL, “la nacionalización transitoria de la banca tiene la ventaja de resolver el problema de la incertidumbre sobre cuanto valen los activos de los bancos, y las entidades no tienen que mandar todos los activos tóxicos a pérdida”.

“El problema en EE.UU. es que los activos que muestran los bancos en sus libros están valuados por encima del valor de mercado. El inconveniente que se les plantea a las entidades es que si llegasen a tomar sus activos a valor mercado se hunden”, concluyó Artana.

Desde la consultora de Orlando Ferreres, Fausto Spotorno resaltó: “hasta que los activos y pasivos de los bancos no sean revaluados, la crisis no se va a solucionar”.

Fabián Belletieri, analista de mercados globales, también sostiene que “la única solución pasa por comprar los activos tóxicos para cerrar la pérdida de una vez por todas.”

Tanto para Cramo como para Belletieri, la salida a la crisis pasa por “renegociar los activos tóxicos a valores reales, con el compromiso estatal de hacerse cargo del costo de la crisis”.

Es así como los expertos coinciden en señalar que la nacionalización resuelve uno de los problemas de fondo, que es el de la valuación de activos. Pero queda otro, no menor, en pie: la reactivación del crédito, un elemento clave para que los mercados puedan, poco a poco, encontrar un poco más de calma. Claro está, que para esto suceda debe volver la confianza.

Al respecto, se refirió el economista Camilo Tiscornia, de Castiglioni, Tiscornia y Asociados: “La nacionalización sería una forma de resolver el miedo que existe sobre la insolvencia de algunos bancos, pero eso no va a resolver automáticamente el hecho de que vuelva a haber crédito. Aunque en la medida que tome más participación el Estado, es probable de que sea éste el que trate de forzar los préstamos”, apuntó.

Gustavo Perilli, economista de Finsoport especializado en temas internacionales, coincidió con Tiscornia: “Si los bancos siguen cayendo, lo que queda es una corrida contra todo el sistema financiero. La nacionalización sirve para evitar que se profundice el miedo. No va a solucionar del todo la crisis, pero puede evitar una catástrofe. La crisis se va a solucionar cuando los consumidores empiecen a consumir y los productores a producir”. Y para ello deberá reactivarse el crédito.

Por su parte, Tiscornia afirmó: “Lo que hace falta es recuperar la demanda de la economía y es difícil cuando los bancos no prestan. La nacionalización no resuelve esto del día a la noche, pero es importante como señal, porque no se puede permitir que caiga un banco grande”.

¿Qué pasa con el Citigroup?
Citigroup, que hasta la crisis fue el primer banco estadounidense, perdió u$s18.715 millones en 2008, de ellos u$s8.294 millones en el último trimestre, frente a los beneficios de u$s3.617 millones logrados el año anterior.

El grupo bancario ya ha recibido del gobierno u$s45.000 millones para intentar capear la crisis, lo cual supone un 8% de participación en la entidad, a la que exigió que adoptase medidas para su reactivación.

Según un artículo firmado por Megan Davies y Jonathan Stempel y publicado por la agencia Reuters, la entidad estaría en conversaciones para darle al Gobierno de Estados Unidos una mayor participación.

Vikram Pandit, el presidente ejecutivo de Citigroup, ha intentado estabilizar al banco mediante su fragmentación en dos: Citicorp sería el hogar de los negocios más saludables que el banco se quiere quedar y Citi Holdings tendría las operaciones que pretende vender o cerrar.

En octubre y noviembre, Citigroup emitió acciones preferenciales por u$s52.000 millones, de las cuales u$s45.000 millones fueron considerados como aportes de capital y el resto como una comisión para que Estados Unidos aceptara compartir las pérdidas en una cartera de activos problemáticos de u$s301.000 millones.

La situación del Bank of America
Kenneth Lewis, consejero delegado de la entidad, ya había señalado este fin de semana en un memorando a sus empleados que no hay razón que sustente una posible nacionalización del banco.

Con sus palabras, Keneth Lewis ha querido disipar las preocupaciones acerca de la posible nacionalización de la entidad y ha rechazado que vaya a necesitar financiación adicional.

"No veo ninguna razón para que una compañía que genera beneficios, con fuertes niveles de capital y liquidez, debería ser tenida en cuenta para una nacionalización", señaló en un comunicado enviado a sus empleados recogido por el diario estadounidense The Wall Street Journal.

Greenspan advierte
En tanto, el ex presidente de la misma FED, el legendario Alan Greenspan, dijo que "en algunos casos, la solución menos mala es que el Gobierno tome el control temporalmente" de los bancos en problemas, bien a través de la Federal Deposit Insurance Corporation (FDIC) o de otros mecanismos.

Greenspan cree que esto "permitiría al gobierno traspasar los activos tóxicos a un ‘banco malo’ sin el problema de como valorarlos".

Pero también avisó que los poseedores de deuda senior (aquella que tiene la prioridad a la hora de recibir los pagos) también podrían tener que ser protegidos en caso de nacionalización.

"Hay que ser muy cuidadosos al imponer pérdidas a los acreedores de deuda senior de cualquier banco bajo control gubernamental porque esto podría tener impacto en la deuda senior de todos los demás bancos", añadió Greenspan.

"En definitiva, luego de tantas idas y venidas, lo que el gobierno de EE.UU. debería hacer es lo mismo que se hizo en nuestro país para salir de la crisis del 2001, crear un ‘banco nuevo’ y un ‘banco malo que absorba los pasivos tóxicos. Creo que es la solución", concluyó Belletieri.

Rubén Ramallo
© iProfesional.com

Fuente: InfobaeProfesional

Anuncios

Autor: donquijote2000

Abogado, Especialización en Derecho Económico Internacional. Experiencia en Banca como Director, Consultor Jurídico, Compliance Officer in Anti-Money Laundering, Director en Hoteles y Asesor en Finanzas tanto en el sector Público como Privado. Por último, cansado de tantas mentiras o medio verdades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s