La Economía de los no Especialistas

Just another WordPress.com weblog


Deja un comentario

La crisis aumenta la esclavitud Más de 12 millones de personas sufren trabajos forzosos por impago de deudas

ANA G. ROJAS / LALI CAMBRA – Nueva Delhi / Ciudad del Cabo – 07/09/2009

desempleo "Nací siendo esclavo. Mi padre estaba endeudado con el dueño de una mina y forzaban a toda mi familia a trabajar 16 horas diarias con poca comida y bebiendo agua de los charcos que formaba la lluvia". Es la historia de Lakshman Singh, un hombre que pasó sus 14 primeros años de vida sin saber que existía un mundo más allá de la cantera en la que estaba atrapado, a 40 kilómetros de Nueva Delhi, la capital de India. Toda la familia -los padres, tres hijos y un tío- estaban sometidos a trabajos forzosos por una deuda equivalente a 300 euros actuales.

En India hay millones de personas atrapadas en esta servidumbre por deudas, considerada una forma de esclavitud moderna. Aunque las cifras varían mucho, la Organización Mundial del Trabajo (OIT), estima que el 77% de los sirvientes por deudas en el mundo están en Asia y en el Pacífico: 9.5 millones de los 12.3 millones totales, según los últimos datos de 2005, que la propia OIT reconoce que deben ser actualizados. Las ONG aseguran que podría haber muchos más esclavos en el mundo, "nuestras estimaciones conservadoras indican que hay ahora 27 millones, más que nunca en la historia de la humanidad", según un portavoz Free The Slaves, con sede en EE UU.

El informe de la OIT de este año, El coste de la coacción, publicado el pasado mayo, dice que las víctimas trabajo forzoso en el mundo -excluyendo la explotación sexual- pierden unos 14.000 millones de euros en salarios no recibidos. Con la crisis económica y financiera actual, la esclavitud podría crecer, temen los especialistas. "Si no se toman medidas inmediatas para aumentar la seguridad para los trabajadores vulnerables, especialmente los que migran, hay un gran riesgo de que más personas caigan en esta situación", declara en una entrevista telefónica Roger Plant, al frente del programa especial de la OIT contra el trabajo forzoso. Entre los grupos más vulnerables están los niños, dice. Hasta el 50% de los que son explotados podrían ser menores.

"La crisis afecta a los países en desarrollo por la caída del comercio, precios de materias primas a la baja, menor acceso a crédito, menor envío de dinero por familiares en el extranjero, menor ayuda exterior. Unos países serán más afectados que otros y en cada uno la situación será diferente, pero, en general, habrá mayor vulnerabilidad. Las familias, por ejemplo, no llevarán a los niños al colegio y los enviarán a trabajar, con el riesgo de que caigan en manos de traficantes o formas de explotación laboral", explica Hans van de Glind, experto en tráfico infantil de la OIT.

"No sabemos cómo repercutirá la crisis en cifras", dice Peter Schatzer, director de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en el Mediterráneo, "pero ya está afectando". Con un control más estricto de las fronteras se prevé que se encarezcan los precios que las redes cobran a los inmigrantes irregulares y que haya más riesgo de tráfico humano. En India, el país más afectado, la esclavitud responde a un cóctel de factores, entre ellos la pobreza, la falta de educación y de conocimiento de los derechos, pero, sobre todo, la discriminación está arraigada en el sistema de castas, coinciden los expertos. El 86% de los esclavos pertenece a los dalits (antes llamados intocables), según el Frente para la Liberación de Servidumbre por Deudas. "Las castas altas se aprovechan económicamente de la creencia de que algunos nacieron para ser explotados, mientras que las víctimas creen que es su karma, que deben pagar algo que hicieron en otra vida", explica Kailash Satyarthi, fundador de Bachpan Bachao Andolan (BBA), una ONG que se dedica a liberar niños esclavos.

Según sus estimaciones hay unos 25 millones de esclavos sólo en India. Prácticamente todos los que viven en estas condiciones fueron víctimas del tráfico humano o adquirieron deudas con sus patrones o las han heredado de sus padres. Los trabajadores más pobres toman un préstamo adelantado de su patrón por alguna herramienta de trabajo o para comprar medicinas, comida o ropa. Luego los sueldos son tan bajos y los intereses tan altos que caen en una espiral de endeudamiento. "Los empleadores enmascaran una práctica fraudulenta en la que el trabajador deja de tener control y se siente atrapado y sin posibilidad de reclamar sus derechos. Muchas veces sufre también amenazas físicas o psicológicas", explica, desde Londres, Enrique Restoy, de la ONG Anti Slavery Internacional. En algunos casos las deudas pueden pasar de generación en generación.

¿Qué se puede hacer para terminar con este círculo vicioso? Los expertos coinciden en que es necesario el pago de salarios mínimos que garanticen una vida digna y la educación en contra de la discriminación y para conocer los derechos. "Se deben dar alternativas de crédito independientes", agrega Coen Kompier, especialista de la OIT.

En India la situación ha mejorado, pero es difícil avanzar más rápido porque el Gobierno no acepta hablar del sistema de castas y otros países no quieren presionar porque son sus aliados y lo consideran un país democrático, prooccidental, explica Restoy. En África, añade, la esclavitud tiene o bien carácter tradicional en países como Mauritania, Niger, Chad o Sudán, o se centra en los niños, por su número o por su vulnerabilidad, "pero no se puede descartar que la esclavitud por deudas no se dé, por ejemplo, en determinadas etnias indígenas marginadas".

Se calcula que en el mundo hay 218 millones de niños trabajando de una manera u otra. El 26%, en Africa. No se sabe cuántos de ellos están sometidos a trabajos forzosos, aunque se han identificado sectores que usan niños como esclavos: minería, agricultura y pesca. La OIM ha liberado desde 2002 a 618 niños que trabajaban forzadamente para comunidades pesqueras del Lago Volta, en Ghana. En el caso de algunas niñas la explotación es doble: como esclavas sexuales y como criadas.

Permiso del amo hasta para casarse

Boubacar Messaoud nació esclavo, hace 64 años, en Mauritania: "Soy hijo de esclavos y la esclavitud hubiera sido mi sino, pero tuve suerte. El director francés de la escuela del pueblo me vio llorando en la valla de entrada y avergonzó a mi amo por no dejarme ir a clase. Yo tenía siete años". Messaoud sigue hablando de amos, porque en Mauritania, "aun a pesar de mis éxitos [fue el primero en su familia en recibir educación, ir a la Universidad, estudiar en el extranjero y ser arquitecto], sigo siendo, a ojos de muchos, un esclavo".

Los esclavos mauritanos se originaron hace siglos, descendientes de africanos negros capturados por los moros, árabes bereberes, "que dieron su nombre al país y todavía lo dominan". Se calcula que un quinto de la población mauritana, más de medio millón de personas, son esclavos "a los que se prohíbe la educación, tener tierras o heredarlas. Tienen que pedir permiso a sus amos para casarse. Éstos tienen derecho a regalar a sus hijos. Trabajan sin salario, en el pastoreo, en la agricultura. Para las mujeres es peor. Trabajan más. Son las primeras en levantarse y las últimas en ir a dormir. Frecuentemente son golpeadas o violadas", dice Messaoud.

Los esclavos tuvieron un cierto respiro con la llegada al Gobierno en 2007 del primer presidente elegido democráticamente, Sidi Mohammed Ould Sheikh Abdallahi, que criminalizó la esclavitud (aunque no envió a nadie a la cárcel), pero las esperanzas se frustraron con el golpe de Estado militar del pasado mes de agosto. Messaoud organizó SOS Esclaves en 1995, junto con el hijo de un ex ministro, anterior propietario de esclavos. Desde entonces, ha estado en prisión tres veces. En mayo pasado recibió un premio de la organización Anti Slavery International por su lucha contra esta lacra.

Fuente: El País


Deja un comentario

La industria de ‘hedge funds’, en estado de shock

José Manuel Gómez-Borrero – 15/12/2008

La noticia del viernes pasado sobre el fraude piramidal cometido por Bernard Madoff tiene a toda la industria dehedge funds, gestores e inversores, en estado de shock. Siento reconocer que al no haber nada de información precisa y creíble sobre el asunto y haber varias contradicciones en la denuncia del FBI, todo lo que voy a contar aquí es pura especulación, pero voy a intentar plantear una serie de cuestiones que ayuden al análisis de la situación: 

De entrada, quiero decir que lo que parece que ha pasado, no debería poder pasar en un hedge fund. Es prácticamente imposible. Me explico. Desde que se institucionalizó la inversión en hedge funds se introdujeron una serie de salvaguardas de manera que cuando alguien invierte dinero en un hedge fund (que es un gestor generalmente no regulado y libérrimo para gestionar el dinero como le plazca) no se limita a transferir su dinero a una cuenta en las Islas Cayman a nombre de un grupo de señores muy listos con oficina en Park Avenue, sino que lo hace a una cuenta custodiada y administrada por terceras partes independientes, creíbles y solventes completamente separadas del gestor. De hecho, el gestor sólo tiene autorización para ordenar operaciones de compra o de venta de diferentes instrumentos financieros sobre esa cuenta, pero no tiene capacidad de tocar esos activos. Es la primera regla. Estar seguro de que el gestor no se puede llevar el dinero. Así pues, primera precisión: Contrariamente a lo que estamos leyendo en prensa, Madoff NO ES UN HEDGE FUND. Madoff es un bróker y asesor financiero (regulado por la SEC, por cierto) que gestionaba dinero de clientes.

Segundo:  La estrategia de inversión que Madoff llevaba muchos años implementando para sus clientes se denomina “split-strike conversion” que consiste en, mediante la compra y venta de acciones líquidas y opciones sobre las mismas, arbitrar las volatilidades esperada y realizada. A los paganos en la materia les parecerá muy sofisticado, pero en realidad es una estrategia más vieja que la tos y que todas las mesas de los bancos de inversión intentan explotar desde hace mucho tiempo. Precisamente porque está muy competida, la rentabilidad de esta estrategia de inversión tiende a ser de Libor+1%, y lo curioso es que Madoff llevaba años y años generando rentabilidades muy superiores (Libor+5% o más) y nadie entendía cómo, por lo que siempre ha habido mucha suspicacia e incluso investigaciones del regulador al respecto (y nunca se había apreciado ningún indicio de fraude). Ahora sabemos cómo lo conseguía, y lo increíble es que el regulador no lo hubiera detectado…

Tercero: La clientela tradicional de Madoff estaba formada por inversores privados de considerable patrimonio personal que, atraídos por la atractiva rentabilidad y baja volatilidad que ofrecía, probablemente confiaban en él por el simple hecho de estar regulado por la SEC y le mandaban la pasta directamente a su empresa (sin administrador ni custodio independiente). Siempre habíamos oído que su modelo de negocio se basaba un poco en el  “cocktail-party circuit”, o sea, en que los clientes adinerados se recomendaran unos a otros la inversión en los fondos de Madoff cuando coincidían en las fiestas de los Hamptons o del Metropolitan, pero que realmente había poco “due-dilligence” por su parte.

Cuarto: A pesar de que las instituciones, en general, no invertían directamente en los opacos fondos de Madoff (resultaba “too good to be true” y ninguna se arriesgaba a poner dinero si no podía hacer un buen due-dilligencede sus procesos), sí hay una serie de instituciones que contrataban a Madoff para que, aplicando su exitosa metodología de inversión, gestionara su dinero (o el de sus clientes) a través de “feeder funds” o de lo que llamamos “managed accounts”, y que, básicamente, consistía en autorizar a Madoff a gestionar unos activos que estarían depositados y custodiados separadamente de los de su empresa por custodios independientes. Son estas “managed accounts” las que una serie de instituciones han empaquetado y han distribuído entre todo tipo de clientes institucionales y particulares alrededor del mundo, entre otros sitios en España. En estos casos, el inversor final confiaba en que el empaquetador/distribuidor hubiera hecho un buen “due-dilligence” de Madoff o que al menos tuviera los activos segregados, controlados y bien custodiados para evitar que lo que ha ocurrido pudiera pasar. Así pues, y sólo estoy especulando, o los activos de estas instituciones realmente estaban segregados y no se han perdido, o éstas han sido objeto del mayor fraude financiero de la historia, en cuyo caso habrá que estudiar las connivencias y responsabilidades de custodios, administradores, auditores y del propio regulador.

Y quinto: Es inevitable que este escándalo salpique a toda la industria de gestión de activos, y especialmente a la industria de hedge funds ya que estos productos que subcontrataban a Madoff como gestor se han vendido como hedge funds. Realmente es lo último que necesitaba este sector tras el complicado año que ha sufrido y la mala prensa que ha recibido. Muchos pensarán que se trata del golpe de gracia para este tipo de gestión y seguro que habrá un gran clamor exigiendo mayor regulación. Sin embargo, quiero terminar insistiendo en que el fraude puede ocurrir en cualquier parte, y que precisamente Madoff estaba regulado por la SEC. La paradoja está en que cuanta más regulación, si el regulador no tiene suficientes medios de supervisión, más peligroso resultará para los inversores, pues Estos, sobreconfiando en el hecho de que el vehículo esté regulado, renunciarán a hacer el due-dilligence que los inversores en hedge funds hacen regularmente.

Fuente: Cotizalia


Deja un comentario

Fraude en EU alcanza a bancos europeos

Santander, BBVA, Paribas y Reichmuth enfrentan posibles pérdidas por el desfalco de Bernard Madoff; el ex líder del Nasdaq fue detenido por realizar un presunto megafraude de 50,000 mdd.

15 de diciembre de 2008

Bernard Madoff es acusado de planificar el fraude a través de sus negocios de asesoría financiera. (Archivo AP)

MADRID (Reuters) — Tres bancos europeos anunciaron una exposición total de unos 3,800 millones de dólares a un fondo de inversión administrado por Bernard Madoff, el inversor estadounidense acusado de planificar un esquema de pirámide financiera de hasta 50,000 millones de dólares.

Los mayores bancos de España y Francia, Santander y BNP Paribas, y el banco privado suizo Reichmuth & Co se convirtieron en las últimas entidades en detallar posibles pérdidas por las inversiones hechas con Madoff, quien fue arrestado el jueves en Nueva York por el supuesto fraude.

Santander estimó la exposición de sus clientes en más de 2,330 millones de euros (3,090 millones de dólares).

BNP Paribas afirmó que podría afrontar una potencial pérdida de 350 millones de euros por la exposición a los instrumentos de inversión vinculados a Madoff. Reichmuth & Co, por su parte, dijo que habría perdido cerca de 385 millones de francos suizos, o unos 325 millones de dólares.

La fiscalía y reguladores de Estados Unidos acusaron a Madoff, de 70 años, fundador de Bernard L. Madoff Investment Securities LLC y ex presidente del mercado accionario Nasdaq, de planificar el fraude a través de sus negocios de asesoría financiera, que gestionaban al menos un fondo de cobertura.

En un esquema de pirámide financiera o Ponzi, el estafador utiliza el dinero de los nuevos inversores, que son atraídos con la promesa de altos retornos, para pagar a los inversionistas previos.

Cientos de personas, que invirtieron con él a través de los clientes de la firma, le confiaron a Madoff miles de millones de dólares, de acuerdo a expertos de la industria.

Santander, que hasta el momento había esquivado la crisis financiera mundial, dijo en un comunicado que su fondo de inversión Optimal tenía una exposición a Madoff Securities de 2,330 millones de euros, de los cuales 2,010 millones eran fondos de inversores institucionales y clientes de la banca privada internacional.

Los 320 millones de euros restantes eran parte de carteras de inversión de clientes de banca privada en España, agregó el banco en el comunicado.

Santander explicó que su exposición se dio por una compañía de inversión administrada por Optimal llamada Optimal Multiadvisors Ireland, que fue autorizada por la autoridad de regulación de servicios financieros de Irlanda.

La firma basada en Irlanda tenía un subfondo llamado Optimal Strategic US Equity que había utilizado a Madoff Securities para realizar las inversiones.

El custodio de Optimal Multiadvisors y Optimal Strategic es HSBC Institutional Trust Services en Irlanda, que pertenecce a HSBC, dijo Santander.

Además, afirmó que el grupo Santander tenía otros 17 millones de euros invertidos en instrumentos vinculados a Madoff a través de otro fondo.

BNP Paribas dijo que no tenía inversiones propias en fondos de Madoff, pero que contaba con una exposición riesgosa a través de su negocio de corretaje y préstamos con colateral a fondos de fondos de cobertura.

El suizo Reichmuth escribió a sus clientes en una carta fechada el 13 de diciembre. El banco con sede en Lucerna dijo que Reichmuth Matterhorn, un fondo de fondos de cobertura, tenía inversiones en instrumentos relacionados con Madoff.

“Los fondos afectados ascienden a casi el 3,5 por ciento de nuestros activos que son administrados, de aproximadamente 11.000 millones de francos suizos”, precisó en su carta.

BBVA, el segundo mayor banco español, reconoció que el supuesto fraude cometido por el ex presidente de Nasdaq, Bernard Madoff, podría ocasionarle una pérdida neta máxima de hasta 300 millones de euros, aunque agregó que no tenía una exposición directa a esta sociedad.

BBVA dijo que actuó como estructurador de productos referenciados a fondos de inversión de terceros que invirtieron en Madoff Investment Securities.

“Si como consecuencia del fraude denunciado por la SEC (Comisión de Valores estadounidense) el valor de estos fondos fuera nulo, la pérdida neta máxima potencial para BBVA derivada de la cobertura de esta actividad se situaría en torno a los 300 millones de euros”, explicó el segundo banco del país en un comunicado al regulador bursátil de España.

Fuente: CNNExpansión