La Economía de los no Especialistas

Just another WordPress.com weblog


Deja un comentario

Ni modo, lo que es del cura, va a la iglesia

Imagen

 

He estado un poco desorientado, no por mis convicciones, sino por mi búsqueda de no sé qué. Seguí tratando de mi formación profesional, lo que es bueno, pero me aburrí, así de simple.

Veo el tiempo pasar y todo está distinto para seguir igual. Y el deseo de volver con ustedes a escribir me volvió a llenar. Así que porqué no?

Estoy rediseñando el blog y preparando algún material esencial para reiniciar el contenido programático, es decir, retormar a la economía y las finanzas, pero agregando algunos otros temas de interés como uno muy especial que descubrí en materia de autoayuda que es el GTD.

Luego les contaré del asunto. Solo quería transmitir que estoy de vuelta y esta vez espero que por mucho tiempo, hemos perdido ese tiempo valioso en educación financiera y mucha falta que nos está haciendo, porque aquellas nubes negras que veía en el horizonte, siguen allí, pero más cerca. 

Solo nuestra educación, firmeza moral y dedicación, nos harán llegar a buen puerto.

Saludos.

 


Deja un comentario

Gracias Mandela

Imagen

Qué les puedo decir?, luego de mucho tiempo sin publicar, creo que este motivo me inspira para hacerlo, y tratar de hacerlo mejor.

Madiba, el nombre que su gente, que su pueblo le dió, no puede expresar lo que este hombre significó para todos. 

Un buen hombre. 

Ya hablarán mucho de él, solo espero que no lo olviden como lo han hecho con tantos otros que inspiran a ser mejores. 

Sólo el tiempo permitirá apreciar en su justa dimensión, el enorme aporte que este extraordinario ser humano nos legó.

Gracias Madiba, 

 


Deja un comentario

Vamos a actualizarnos con esta pequeña encuenta:


Deja un comentario

¿Está el gigante petrolífero Chevron asustado por el documental ‘Crude’?

Reuters

10/09/2009 – 11:37

crudeposter.jpg

Así lo cree una de las estrellas de Crude, un documental sobre el juicio medioambiental por 27.000 millones de dólares contra la compañía y a favor de los residentes de la amazonía ecuatoriana. Un portavoz de Chevron lo niega vehementemente.

El estreno de la película en Nueva York el miércoles es el último giro en una demanda colectiva que empezó hace 16 años, que argumenta que Chevron debería compensar a unos 30.000 ecuatorianos que viven cerca de los pozos de desechos dejados por la exploración de petróleo desde 1960.

Propensos al cáncer

Crude muestra a los habitantes viviendo en riachuelos de petróleo resbaladizo y lavando la ropa en aguas contaminadas. Una escena muestra a un recién nacido con un sarpullido de pies a cabeza; otras ofrecen entrevistas con ecuatorianos que afirman que aquellos que usan el agua o viven cerca son propensos a tener cáncer, malformaciones al nacer y otras dolencias.

El documental es absorbente, en gran parte debido a una de las protagonistas con mayor tiempo en pantalla: Trudie Styler, quien junto a su esposo Sting creó la Fundación Rainforest.

Styler visitó la zona afectada en Ecuador y su grupo donó barriles para la recogida de lluvia para que los habitantes pudieran tener agua limpia. Elogió el documental por su mensaje ecologista y recordó el mal olor de la zona.

"Antes de oler las cosas, los ojos te empiezan a picar y a tener una sensación de ardor y mientras más te acercas a (…) esas áreas contaminadas donde la gente está obligada a vivir, tus fosas nasales se llenan (…) tu saliva tiene el sabor del petróleo (…) y entonces 20 minutos después tienes este horrible dolor de cabeza", dijo Styler a Reuters.

Sobornos y miedo

Chevron niega ser responsable de la contaminación e inició una campaña mediática la semana pasada, ofreciendo grabaciones que, según la compañía, demostraban que el juez ecuatoriano del caso estaba envuelto en un conspiración de soborno.

El juez se recusó del caso pero señaló que no hizo nada malo, y el Frente de Defensa de la Amazonía con sede en Washington que apoya a los demandantes dijo que el vídeo muestra que el juez se resistió a los intentos de soborno.

Steve Donziger, un abogado consultor estadounidense de los demandantes, cuestionó el momento en que Chevron lanzó su última campaña.

"Creo que el momento en que fueron divulgados estos vídeos -que ellos habían tenido, para su propia admisión, durante meses- está directamente relacionado con el lanzamiento de una película que los asusta y que esperan que la gente no vaya a ver", declaró Donziger en una entrevista telefónica.

"No hay pruebas"

Kent Robertson, un portavoz de Chevron en San Ramon, California, dijo que el vídeo fue divulgado la semana pasada porque la compañía necesitaba tiempo para autentificarlo, pero no debido al estreno de la película. "El filme tiene mucha emoción y pocos hechos", dijo Robertson también por teléfono.

También agregó que no había pruebas documentadas de una vinculación entre la contaminación relacionada con el petróleo en la jungla ecuatoriana y las enfermedades sufridas por los demandantes, y dijo que los mandatos del juez que se recusó deberían ser anulados.

Por lo descrito por Styler en el área, Robertson dijo: "Si estás viendo petróleo fresco hoy (…) ¿cómo puede ser eso responsabilidad de una compañía que dejó de operar en 1990?".

Los demandantes alegan que Texaco, comprada por Chevron en 2001, desechó miles de millones de litros de agua contaminada en la jungla durante más de dos décadas antes de que la compañía se fuera de Ecuador a comienzos de la década de los 90.

Fuente: El Economista


Deja un comentario

El ‘efecto Obama’ arrasa en Europa y sólo convence en Estados Unidos

09-09-2009 , por Ángeles Gómez

Barack Obama ha recuperado las maltrechas relaciones entre Europa y Estados Unidos, pero persisten las diferencias sobre el cambio climático o el uso de la guerra.

[foto de la noticia]

El efecto Obama ha traspasado las fronteras de Estados Unidos y ha arrasado en Europa. Ya sea causa del carisma del actual presidente o consecuencia de la política desarrollada por su antecesor, George Bush, más de las tres cuartas partes de los europeos aprueban la política exterior de Barack Obama, un respaldo que hace tan sólo un año era del 19%.

«El liderazgo norteamericano goza de una popularidad sin precedentes en los últimos tiempos. Los socios a ambas orillas del Atlántico tienen una inmensa oportunidad para cooperar en diversos asuntos económicos y en materia de seguridad», subraya Craig Kennedy, presidente de la German Marshall Fund de Estados Unidos (GMF), impulsora del Transatlantic Trends, un estudio que pulsa la opinión pública de Estados Unidos y doce países europeos.

Los ciudadanos reconocen que las relaciones transatlánticas han mejorado, aunque la percepción es especialmente positiva en Alemania (53% de la población), Francia (52%) y España (47%). En Estados Unidos la opinión varía en función de las preferencias políticas: el 14% de republicanos y el 22% de independientes creen que las relaciones han mejorado en el último año frente al 39% de los demócratas.

Y dentro de Europa, la percepción sobre la calidad de las relaciones entre ambos bloques también difiere: la valoración es positiva para el 43% de los habitantes de Europa Occidental y baja hasta el 25% en Europa Central y del Este.

Según los resultados del Transatlantic Trends 2009, desarrollado por GMF y la Compagnia di San Paolo de Turín (Italia), en colaboración con la Fundación Luso Americana (Portugal), la Fundación BBVA (España) y la Tipping Point Foundation (Bulgaria) sobre más de 13.000 encuestas realizadas a ciudadanos europeos y estadounidenses, las diferencias son todavía notables en materia de economía, utilización de las armas para mantener la justicia o la importancia de la lucha contra el cambio climático.

La preocupación por el calentamiento del planeta es común, aunque es una cuestión que inquieta al 65% de los estadounidenses frente al 84% de los europeos. Mientras que la opinión de que hay que hacer todo lo necesario para frenar el cambio climático, aún a expensas del crecimiento económico, es mayoritaria en Europa Occidental (72%), sólo el 56% de los ciudadanos de Europa Central y del Este y el 43% de los norteamericanos comparten esta creencia. En España, el 76% de la población es defensora de hacer lo posible por ralentizar el cambio climático, a pesar de la coyuntura económica.

La actitud española es particularmente paradójica, ya que en nuestro país el impacto de la coyuntura ha sido especialmente fuerte. De hecho, la encuesta –cuyos resultados se hicieron públicos el miércoles a nivel internacional– revela que para el 41% de la población la gestión de los problemas económicos internacionales es prioritario (frente al 31% de la media de la UE y el 29% de Estados Unidos), muy por delante de la lucha contra el terrorismo internacional o la relaciones con Afganistán o Irán. Además, el 64% de los españoles asegura que perciben el impacto de la crisis en su ámbito personal, una percepción inferior a la manifestada en EEUU (74%), pero superior a la de la media europea (55%).

La gran mayoría de los ciudadanos (el 90% de estadounidenses y 86% de europeos) dice que los gobiernos deberían ocuparse de sus problemas domésticos, y una forma de hacerlo es consumiendo productos autóctonos, una opción que comparten el 72% de los norteamericanos y el 80% de la población de Europa Central y del Este. En España, el 72% está de acuerdo con la idea frente al 47% de los ciudadanos de los Países Bajos y el 54% de franceses.

El último capítulo de la encuesta se ocupa de las relaciones con Turquía. El 48% de los turcos cree que su ingreso en la UE sería positivo, aunque Francia y Alemania (50% y 48%) son los que ven con peores ojos la incorporación.

Conflictos bélicos
· El 56% de la población de EEUU confía en que la situación en Afganistán se va estabilizar. El 32% de europeos es pesimistas.

· Más de la mitad de estadounidenses (57%) cree que se resolverá el conflicto de Irak, creencia que tiene el 33% de europeos.

· El 26% de españoles es partidario de aumentar las tropas en Afganistán, frente al 19% de media en Europa. Los españoles también apuestan por aumentar el personal civil en Afganistán.

Fuente: Expansión