La Economía de los no Especialistas

Just another WordPress.com weblog


1 comentario

Soros: "El oro es la burbuja definitiva"

El magnate advierte de que aunque el metal seguirá subiendo, "no es seguro en absoluto y no va a durar para siempre"

image EL PAÍS – Madrid – 16/09/2010

El oro alcanzó el martes su precio más alto de la historia, y pronto marcará nuevos máximos, según los analistas, que atribuyen su imparable ascenso a las persisitentes dudas sobre la recuperación y la caída del dólar. Sin embargo, aunque aún queden escalones que subir en esta escalera, está por ver si su final es un flamante ático o un estupendo batacazo. "Yo llamo al oro la burbuja definitiva porque seguirá subiendo pero no es seguro en absoluto y no va a durar para siempre", ha resumido el magnate George Soros en declaraciones recogidas por Reuters.

La aversión al riesgo sigue dirigiendo las decisiones de muchos inversores. El anhelo de poner el dinero a buen recaudo de la incertidumbre que ahora domina los mercados que otrora eran los favoritos de los agentes, como la renta variable, está detrás de la pujanza del oro, que esta semana llegó a venderse a 1.273 dólares la onza. En su cotización también influye, y mucho, la evolución del dólar, que aunque hoy está recuperando algo sus posiciones frente al yen tras la intevención del Banco Central de Japón, ha perdido valor frente al resto de monedas de la cesta de divisas de referencia en las últimas semanas.

Al cotizar en dólares, el oro corrige las caídas en la divisa estadounidense con subidas de precios para corregir la pérdida de valor provocada por la depreciación de la moneda. Gracias a ello, este metal precioso se ha convertido en una de las inversiones más seguras en lo que va de año y, de hecho, presenta el inhabitual logro de haber cerrado los últimos diez ejercicios consecutivos al alza. Pero, como advierte Soros, "no va a durar para siempre".

Fuente: El País

Anuncios


2 comentarios

Revive Gordon Gekko y la crisis financiera mundial llega a la pantalla grande


Hollywood y productores europeos acudieron al Festival de Cine de Cannes, con varias películas sobre el tema. Cuáles son los films que se vienen

La crisis financiera global y los "amos del universo" de Wall Street están en la mente de la industria cinematográfica.
Hollywood y productores europeos acudieron al Festival de Cine de Cannes, con varias películas sobre el tema, consigna un artículo publicado por The Wall Street Journal Americas.
Twentieth Century Fox proyectó por primera vez Wall Street: Money Never Sleeps (algo así como Wall Street: el dinero nunca duerme), la secuela de Wall Street, un drama de 1987 que ganó un Oscar y trataba sobre la codicia corporativa, con Michael Douglas una vez más en el rol del tiburón despiadado y amoral, Gordon Gekko.
En tanto, Sony Pictures Classic presentó Inside Job, un documental que expone la crisis financiera narrado por Matt Damon, mientras Saga Productions, de Suiza, proyectó su coproducción Cleveland versus Wall Street, un drama al estilo David y Goliat en el cual los ciudadanos de Cleveland representan un juicio ficticio a los bancos de Wall Street a los que culpan por las devastadoras ejecuciones hipotecarias que se produjeron en la ciudad estadounidense, detalla The Wall Street Journal Americas.
Según el medio norteamericano, algunos de los protagonistas de Hollywood, incluido Steven Spielberg, se encontraron entre los que perdieron dinero al invertir con Bernard Madoff y su pirámide financiera, que estafó a inversionistas por miles de millones de dólares.
Los banqueros y financistas de Wall Street, como Madoff, quienes fueron seducidos por el dinero para realizar inversiones desmedidas, algunas fraudulentas, les dan a los guionistas los villanos perfectos para historias sobre moralidad que muestran situaciones en que el sueño americano se convierte en una pesadilla.
Madoff es el centro de varios guiones que se están desarrollando, junto con muchas otras películas sobre firmas de Wall Street que incluyen a algunos de los mayores nombres de Hollywood.
Harry Markopolos, el investigador de fraude que persiguió a Madoff durante casi una década, reveló recientemente que los productores de Hollywood compiten por su libro Nobody Would Listen (Nadie escuchaba).
En tanto, HBO adquirió los derechos de Too Big to Fail (Demasiado grande para quebrar), el libro de Andrew Sorkin sobre la crisis de crédito, y Warner Bros. adquirió los derechos del libro Confessions of a Wall Street Shoeshine Boy (Confesiones de un lustrador de zapatos de Wall Street), de Doug Stumpf.
El autor afirma que el estudio ahora busca a un director. "La burbuja inmobiliaria y la crisis bancaria se convirtieron en un factor enorme en nuestras vidas que no podemos ignorar", agrega Stumpf.
Otros cineastas están interesados en dramas que ofrecen paralelos con eventos del siglo XXI, destaca The Wall Street Journal Americas.
El Gran Gatsby, la novela clásica de F. Scott Fitzgerald de la década de 1920 sobre la frivolidad de los ricos previa al gran colapso económico estadounidense, es un proyecto del director australiano Baz Luhrmann, como una parábola de los excesos financieros actuales.
Cleveland versus Wall Street es la historia de un juicio de ficción llevado a cabo por ciudadanos que no lograron que nadie tomara en serio sus quejas, según su director suizo, Jean-Stéphane Bron. El director afirma que un artículo de prensa sobre cómo la ciudad de Cleveland estaba demandando a los bancos fue lo que inspiró su película.
Los productores de estos filmes sobre Wall Street seguirán de cerca el desempeño de la secuela de Stone. Su estreno mundial el 24 de septiembre llegará más de dos décadas después de que Wall Street recaudara u$s100 millones en todo el mundo.
La película original ejemplifica la filosofía "la codicia es buena" de la década de 1980. La actuación de Douglas le valió un Oscar, mientras Gekko se convirtió en un modelo para los banqueros jóvenes y uno de los grandes villanos del cine. Ahora, afirma Douglas: "De todos los papeles que interpreté, Gekko es el personaje sobre el que más me habla la gente. Les encanta Gekko, lo que siempre fue una sorpresa para mí porque era un verdadero villano".
En la secuela, los villanos son los grandes bancos. Según relata The Wall Street Journal Americas, la película trata del impulso por ganar dinero a cualquier costo y de gente que está dispuesta a hacer cualquier cosa para unirse al exclusivo club de la riqueza y el poder. Tras cumplir una condena por fraude de valores y lavado de dinero, Gekko se da cuenta de que nadie lo esperaba.
Por fuera del sistema, está decidido a volver a convertirse en un hombre poderoso en Wall Street. Publica un libro, ¿Es buena la codicia?, en el que pronostica graves consecuencias para la economía como resultado de la especulación rampante en Wall Street.
Los cineastas compilaron una lista de expertos financieros que fueron presentados al elenco como parte de su estudio de personajes, según uno de los productores de la película.
Entre ellos figuran Nouriel Roubini, el académico y escritor que previó el colapso económico de 2008, y el financista George Soros, concluye el artículo publicado por The Wall Street Journal Americas.

Fuente: InfobaeProfesional


Deja un comentario

Mercal está en la quiebra

Septiembre 3, 2010

(Foto La Verdad)

Tres años con las cuentas rojas. Los trabajadores de Mercal están en la batalla por hacer sentar en la mesa de discusión al Ministerio de Alimentación (Minal) para la firma del contrato colectivo. El rechazo del despacho tiene su justificación. “Mercal no cuenta con los recursos suficientes para soportar los beneficios”. Así aseguró, Ramón Córdoba, dirigente del Sindicato Único Nacional de Trabajadores Bolivariano de Mercal (Sintrabmercal), al mencionar la respuesta que dejaron expresa en un acta del Ministerio del Trabajo.

El dirigente señaló que desde hace tres años piden a Félix Osorio, presidente de Mercal, y Rónald Ribas, vicepresidente, responder a las legalidades laborales. Una razón habrían reiterado los directivos: “No hay recursos”. Ninguna atención tienen los trabajadores, y lo peor aun es que “ellos no pueden otorgar ni ajustar ningún beneficio contractual laboral porque no hay dinero (…) por eso también estamos pidiendo a la vicepresidencia de la República una intervención política y administrativa de Mercal”.

Córdoba criticó que mientras las redes de alimentos Bicentenario y PDVAL cuentan con convenios y salarios por encima del mínimo, “la cenicienta que es Mercal” no tiene respuesta a las peticiones de mejoras en ingresos y seguridad. Solicitó al Gobierno revisar las condiciones de trabajo ante la acumulación de casos críticos de enfermos, y que se les “ajuste en igualdad de condiciones que el resto de las cadenas de comercialización de alimentos del estado. Hay sueldos paupérrimos”.

Los trabajadores de Mercal exigen desde cinco años una contratación que contenga la nivelación de la cesta alimentaria al valor que dicta la ley con respecto a la unidad tributaria. Lo percibido de cada tique está al 42 por ciento de UT. Córdoba dijo que “apenas es un aumento de ocho puntos”.

La creación de una caja de ahorro es otra petición. Aseguró que tienen afiliados más de tres mil 500 trabajadores, casi la mitad de los ocho mil 500 en el Mercado de Alimentos, que piden el ahorro. Pero la directiva está reacia a buscar alternativas, la única que se asoma es acabar con el gremio. “Se niegan a discutir beneficios con los sindicatos, ellos no creen en organizaciones sindicales. Juegan a la destrucción de las organizaciones sindicales con la formación de consejos de trabajadores”.

El vocero sindical afirmó que no caerán en conflictos extremos. Descartó hacer huelga y parar las labores en Mercal, porque sería ir en contra del objetivo de la misión, “llevar la comida a las familias de escasos recursos”. Insistió declarar a Mercal empresa de producción social, bajo el concepto de propiedad social a cargo del personal. Según el sindicato, la administración “está siendo dirigida por una burocracia”.

Con la intervención política darían salida a la gestión controladora que liquida la participación laboral, y la administrativa daría cabida a una auditoría. “Tienen que demostrar por qué no tienen dinero. Demostrar la cuenta. Ellos están en la obligación de demostrar. Es una información cerrada.

Misión
Más de 12 millones de personas se benefician de Mercal.

Mercal nació en 2004, y desde 2005 los trabajadores piden contratación colectiva.

El mercado tiene cerca de ocho mil 500 trabajadores, y 850 están enfermos por faltas de seguridad y protección laboral.

 

Fuente: La patilla