La Economía de los no Especialistas

Just another WordPress.com weblog


Deja un comentario

“Será que el verdadero objetivo de los ‘planes de recate’ fue salvar a los bancos?”

Harald Schumann, es un periodista Alemán. Él con su equipo está realizando un trabajo consistente en un documental sobre la llamada TROIKA, es decir, FMI, Banco Central Europeo y el Banco Mundial. En una interesante entrevista, deja una no tan velada indirecta a los bancos.

En el decorrer de la entrevista, el periodista dice que la ideia de resolver el problema de la deuda a través de la austeridad, fue un colosal fracaso, ya que ésta es aún más insustentable que antes de la crisis.

Todo el peso de los programas son asumidos por los trabajadores y por los contribuyentes de a pié, encuanto lo que él denomina las élites privilegiadas, que conseguem ocultar su riqueza a través de las offshores, y que en su entender son los mayores responsables de esta crisis sistémica  están consiguiendo lucrarse con los mismo programas de ajustes, poniendo como ejemplo la compra de valiosos activos del Estado a precios de saldo

Ante la pregunta de que si esa es su principal conclusión?, dice que ese  “rescate” errado, ese que apenas salvó a los inversionistas extranjeros, principalmente alemanes de perder en sus malas inversiones, mina a confianza en las instituciones democráticas dos países afectados.

En todo caso, la verdad y esto es mi modesta opinión, la historia económica de estos tiempos debe ser estudiada para corregir los errores del pasado. En nuestra manos está que no vuelva a acontecer. Qué opinan Ustedes?…


Deja un comentario

Recomencemos con las Finanzas Personales

apple and booksHace un buen tiempo ya, publiqué un pequeño post dedicado a las personas que intentarían comenzar un proyecto de vida juntas. Matrimonio o no, para mí el vivir y compartir nuestra vida con otra persona asume un reto y responsabilidad sin precedentes no solo en el amor, familia y todo lo demás que ya sabemos, sino también en la economía y finanzas familiar.

Atención!, el amor con hambre no dura. Y en muchos casos esa máxima pareciera ser verdad.

A continuación les damos,algunas sugerencias que ya publicamos, pero que mantienen el auge que tenían en este mundo actual; recuerden que la riqueza no es cuanto dinero hemos acumulado, es la posibilidad de ser “libres financieramente hablando”:

1. Comunicación. Ella es la base de todo

Tienen que tener metas comunes, es imposible que salgan adelante con objetivos disímiles, objetivos que pudieran significar, entre muchos: la casa donde vivir; los hijos que van a tener; los muebles, viajes, salud, enfermendad, etc. Es por ello muy aconsejable hacer un pequeño y modesto plan financiero para buscar la manera de como llegar a esos objetivos comunes, o por lo menos saber si son realistas o no.

2. Ahorrar en la medida de nuestras posibilidades, pero hacerlo

Después de tener los objetivos claros, pues hay que ahorrar para llegar a ellos. No hay que pensar que ellos se lograrán en dos días, pueden ser años, pero por algún lado hay que comenzar, verdad?. No hay que pensar en ahorrar grandes sumas, aunque ellas sean modestas hay que darlas. Muchos expertos sugieren ahorrar entre un 5 y 10% de nuestros ingresos. Yo digo que dependerá de su constancia y de sus gastos.

3.- Tomen en cuenta los Imprevistos

Les puedo asegurar que nunguna inversión es buena sino se cuenta con un seguro que permita minimizar las potenciales pérdidas, sino pregunten a quien sabe. Por ello, sugerimos tener un apartado dinerario  equivalente a algunos meses de nuestro salario (ustedes pueden establecer el número), para los imprevistos; ellos siempre están potencialmente listos para arruinarnos los sueños. De allí que ser cuidadosos permitirá capear el temporal que un imprevisto supone, tales como pudieran ser una enfermedad, accidente vial, etc.

4.- Cuidadito con las deudas fáciles.

Las tarjetas de crédito y los créditos al consumo son un peligro potencial. Si caemos en la tentación, no nos quejemos después cuando veamos como nuestros recursos ser van directo para el pago de esas deudas. Las tarjetas de crédito bien administradas pueden ser una herramienta poderosa o nuestra mejor aliada.

5.- Pensemos en la Educación de nuestros hijos

Si planean tener hijos, también piensen cuántos van a tener y en su educación universitaria. Hay buenos instrumentos financieros que ayudarán en esa tarea.

6.- Cuidado con nuestra vejez ya que no seremos eternos

Si bien a muchos no les gusta la idea llegar a la tercera edad, ésta tarde o temprano nos alcanzará. Por ello sugerimos comenzar a pensar en un plan de retiros que le permitan comodidad financiera para esa etapa. Los gastos en salud con casi seguridad aumentarán, y si no nos protegemos, quién lo hara?.

Estos son apenas algunos tips que queremos compartir con Ustedes. Pero recuerden algo, su activo má s valioso es su inteligencia; si obran con coherencia y constancia, chévere, sino, no le hechen toda la culpa a los demás, Ustedes son los primeros responsables de sus actos.

Saludos


Deja un comentario

Ni modo, lo que es del cura, va a la iglesia

Imagen

 

He estado un poco desorientado, no por mis convicciones, sino por mi búsqueda de no sé qué. Seguí tratando de mi formación profesional, lo que es bueno, pero me aburrí, así de simple.

Veo el tiempo pasar y todo está distinto para seguir igual. Y el deseo de volver con ustedes a escribir me volvió a llenar. Así que porqué no?

Estoy rediseñando el blog y preparando algún material esencial para reiniciar el contenido programático, es decir, retormar a la economía y las finanzas, pero agregando algunos otros temas de interés como uno muy especial que descubrí en materia de autoayuda que es el GTD.

Luego les contaré del asunto. Solo quería transmitir que estoy de vuelta y esta vez espero que por mucho tiempo, hemos perdido ese tiempo valioso en educación financiera y mucha falta que nos está haciendo, porque aquellas nubes negras que veía en el horizonte, siguen allí, pero más cerca. 

Solo nuestra educación, firmeza moral y dedicación, nos harán llegar a buen puerto.

Saludos.

 


Deja un comentario

Gracias Mandela

Imagen

Qué les puedo decir?, luego de mucho tiempo sin publicar, creo que este motivo me inspira para hacerlo, y tratar de hacerlo mejor.

Madiba, el nombre que su gente, que su pueblo le dió, no puede expresar lo que este hombre significó para todos. 

Un buen hombre. 

Ya hablarán mucho de él, solo espero que no lo olviden como lo han hecho con tantos otros que inspiran a ser mejores. 

Sólo el tiempo permitirá apreciar en su justa dimensión, el enorme aporte que este extraordinario ser humano nos legó.

Gracias Madiba, 

 


2 comentarios

El consumidor, víctima de gobiernos y empresarios

Excelente, la educación en este tema de las finanzas es mi principal objetivo; es la mejor arma de defensa. Lean este interesante artículo de opinión.

Saludos.

El consumidor, víctima de gobiernos y empresarios

(Créditos: Archivo)

“21/07/2011 03:21:02 p.m. | Boris Ackerman Vaisman.- El mecanismo para defendernos de los abusos del sector privado y funcionarios públicos es la presión social, la defensa efectiva de la verdadera libre competencia
En la línea del frente entre las pésimas leyes creadas por malos gobiernos, en los que funcionarios arbitrarios buscan controlar la vida de las personas, regulando hasta la manera de andar, y algunos empresarios poderosos que solamente se conforman con márgenes astronómicos de beneficios, se encuentra el consumidor, es decir, usted.
Amigo lector, no es sino usted quien termina siendo la víctima que siempre paga los platos rotos, el débil del juego.
Al final de toda la diatriba, tanto el empresario inescrupuloso formal, informal o mafioso, como el funcionario corrupto, terminarán llegando a condiciones perversas para la mayoría. Estas condiciones sin duda traerán enormes beneficios a unos pocos y harán que quien verdaderamente se esfuerza por ganarse el pan de cada día termine pagando por esos beneficios.
Hoy queremos explicarle estos perversos mecanismos.

¿Qué busca el empresario mercantilista?
Muchos empresarios tienden a escudarse en una supuesta libertad de mercado y en la defensa del empleo cuando lo que en realidad plantean son medidas de protección que los dejen multiplicar sus ganancias. ¿Cómo lo hacen? En general, son muchas las prácticas y todas son bastante dudosas desde el punto de vista ético. Algunas de dichas prácticas son la limitación de la competencia, la escasez artificial, los monopolios de sistemas productivos, el control de redes de comercialización (roscas), el acceso a determinados insumos claves, tecnologías o formulaciones exclusivas, etc.
En realidad, todas esas prácticas monopólicas y oligopólicas son mecanismos que buscan lograr que unos pocos se queden con una gran parte de la riqueza que la sociedad genera y, claro está, maximizar los beneficios de esos pocos.
Para eso, individuos con gran afán de lucro se integran en gremios, defienden prácticas que bloquean los cambios en gustos y tecnologías, exigen y luchan de manera despiadada para que no exista verdadera libertad de mercado y aplastan con diversos mecanismos a cualquier competidor que quiera aprovechar las oportunidades causadas por los amplios márgenes que dejan las estructuras poco competitivas.
Si, por ejemplo, surge un nuevo competidor, lo desmeritan, le bloquean su acceso a los mercados, crean modelos en donde se obligue a nuevos entrantes a solicitar permisos y licencias casi imposibles de obtener.
En un medio así, el consumidor termina pagando los platos rotos, al depender de pocos oferentes demasiado costosos.

¿Realmente el regulador nos protege?
Piénselo un poco, si los reguladores nos protegieran, los países con mayores niveles de regulación serían los de mayor nivel de bienestar. Lamentablemente, no es así, mientras más regulaciones existan, peores serán las condiciones de la gente, más se dificultará todo, más se promoverán las nuevas iniciativas y más compleja terminará siendo la vida para el ciudadano común.
El regulador y las regulaciones tienden a impedir transacciones comerciales aun cuando ambas partes estén conformes, a limitar el tránsito de mercancías y a regular en ciertos casos los precios a niveles sin sentido, en los cuales los oferentes simplemente se abstienen de participar en los mercados.
Por otra parte, mientras más herramientas de presión y capacidad sancionatoria posea quien regule o supervise, más posible será que este individuo empiece a forzar al comerciante o empresario y le exija dinero a cambio de eliminar o minimizar sanciones.
Claro está, ese dinero adicional será cargado por el empresario al precio del producto y todos los consumidores terminarán siendo más pobres, mientras que funcionarios inescrupulosos multiplicarán sus haberes.
La particular regulación de los márgenes de beneficios puede tener diversas consecuencias, según el tipo de actividad:
Si se trata de una actividad cuyo margen de beneficio es normalmente mayor al regulado, en el corto plazo quizás el proveedor siga ofreciéndola, pero seguramente evitará realizar nuevas inversiones y claramente el servicio o el bien ofrecido sufrirá una severa degradación.
Si se trata de nuevas actividades o actividades inexistentes, es muy posible que el emprendedor se abstenga de iniciarla sobre todo si su percepción de riesgo es alta y el margen que fije la regulación no es consistente con lo que espera ganarse.
En ambos casos, se reduce el empleo, se deterioran los servicios y no entran al mercado nuevos competidores, todo eso causa el empobrecimiento y la falta de opciones para consumidores, profesionales y personas trabajadoras.
Si ya sabemos que los empresarios pueden ser inescrupulosos y los funcionarios no nos ayudan mucho, entonces ¿qué podemos hacer para defendernos?
El mecanismo para defendernos de abusos de empresarios y funcionarios es la presión social, la defensa efectiva de la verdadera libre competencia, la exigencia en cuanto a estándares de calidad y, claro está, tomar una postura que demande transparencia.
El consumidor debe comenzar a tener un rol activo cada vez más crítico, menos crédulo, debe aprender a abstenerse de consumir si algo está demasiado caro, y además, tiene que denunciar prácticas poco éticas como ventas condicionadas o mecanismos de mercadeo que manipulen o fuercen las compras.
Finalmente, como reflexión, lo correcto es considerar que lo único que protege a la gente y construye sociedades más justas es la competencia, mercados en donde existan muchos oferentes y precios competitivos. Es así como las políticas públicas en vez de ponerles camisas de fuerza a los empresarios, deberían más bien facilitar que nuevos competidores salgan a ofrecer bienes y servicios, incentivándolos con tasas de impuestos más bajas, acceso a créditos, formación, información y facilitando la creación de redes.
En la medida en que el estado se dedique a perseguir y controlar la actividad empresarial, el resultado será el empobrecimiento de los más débiles, la falta de nuevos competidores y la carencia de oferta, con el muy posible enriquecimiento súbito de empresarios y funcionarios inescrupulosos. Si, en cambio, se fomenta la actividad empresarial, toda la sociedad comienza a estar un poco mejor.”

Fuente: El mundo. Economía & Negocios


Deja un comentario

Mi primera clase de economía

Interesante Artículo publicado en el excelente portal de Banca & Negocios. Hay que leerlo. Disfruten.

Saludos

 

“Viernes, 05 de Agosto de 2011 08:16 AM

 

Mi primera clase de economía

Roberto disfrutó uno de los regalos que más había ansiado. Un BlackBerry. Y no fue un gusto que le dio su papá o el Niño Dios. Se lo dio el mismo con lo que ahorró durante cierto tiempo de su merienda. Es una lección de vida y valores.

¿Desde cuándo darles dinero a los hijos? ¿Cuánto y con qué frecuencia? Una lección de vida y valores.

Por supuesto que al final, los padres de Roberto le dieron el último empujón para que completara el dinero que le faltaba para su BlackBerry.

Guardar casi completo el dinero que sus papás le dieron cada semana a Roberto fue un esfuerzo que para él valió la pena. "Le decía a mis amigos que mejor alquiláramos una película y la veíamos en mi casa para así ahorrarme también lo de la cotufa y el refresco. Y para el colegio llevaba diariamente algo de la casa", dice Roberto.

Como casi logró la meta, su papá y su mamá quedaron un poco preocupados. "No sé, le damos mucho. Hemos hablado con otros papás y mamás y algunos no les dan sino cuando salen y otras les dan mucho más", dice Pedro y Maria Elena.

Saber cuánto dinero darles y desde qué edad es una pregunta que ronda la cabeza de los padres, especialmente si sus hijos son adolescentes.

Luisa Arismendi, mamá de tres niños, no les da mucho porque todavía no tienen tantas necesidades. "Con todo y eso siempre están diciendo que no les alcanza. A Kristel, que tiene 11 años, le doy 25 bolívares diarios. La merienda la lleva de la casa y le doy una tarjeta de celular de 20 mil bolívares. A Michelle, que tiene 15 años, le doy 40 bolívares diarios. Si va a ir al cine, le pagamos la entrada. Y le pago el celular que tiene 100 minutos libres al mes. Y a Juancho, de 6 años, como ya lo dejan comprar en la cantina del colegio, le doy cuando me pide para comprar cualquier cosa que le gusta, dado que se lleva su comida completa de la casa y entre los abuelos y los tíos cada uno recibe de regalos unos 150 bolívares mensuales”.

Como no tienen tanto en qué gastar, lo que les sobra lo van guardando para comprarse un antojo como algo de ropa.

Acerca desde qué edad darles y la cantidad adecuada no hay nada escrito ni probado. Lo cierto es que depende de la edad del pequeño, de su madurez y de la situación económica de la familia.

Según la sicóloga familiar, María Alejandra Granadillo, después de los cinco años, los niños ya tienen la capacidad de aprender el valor del dinero, pues manejan conceptos de cantidad y número, reconocen las diferentes denominaciones de monedas y billetes y entienden cuánto tienen y para qué alcanza.

CLASE DE ECONOMÍA Y VALORES

Pero no se trata de entregarles el dinero para que gasten y ya. Es una oportunidad para enseñarles, no sólo cosas prácticas como principios de matemáticas (sumar y restar), también valores y de paso, ir inculcándoles nociones de economía, porque esta no es una ciencia oculta que sólo entienden los economistas y los ministros de hacienda, sino una actividad diaria en la cual participamos todos.

Estas primeras lecciones son fundamentales para que ellos aprendan a manejar el dinero para el resto de su vida.

En un principio, sólo hay que darles estrictamente lo que necesitan. "Se pueden tomar por costumbre que los viernes tienen 150 bolívares, por ejemplo, para una pizza y un refresco", dice la sicóloga Maritza Certad.

Luego se les puede ir dando una cantidad fija cada semana, luego cada 15 días y finalmente al mes, lo que los enseñará a ser organizados en sus gastos, a ahorrar y a establecer prioridades.

"Hay que enseñarles el valor del dinero. Tiene un uso de placer (comprarme lo que me gusta), uno de consideración con el otro (comprar un regalo), uno reparador (reponer lo que dañé o boté) y el de ahorro", comenta Maritza.

Al momento de establecer la cifra se debe acordar mutuamente qué gastos fijos y necesarios incluye: merienda, recreación (cuántas salidas y a dónde), materiales escolares, etc.

Así mismo, si en esa suma entran los regalos que va a dar a un amigo, hermano o familiar por cumpleaños o día de la madre. Es importante que aprenda a regalar, a compartir. Por ejemplo, si un compañero no tiene para la merienda, que lo pueda invitar. O si está enfermo o pasando por un mal momento darle un chocolate. Así también va aprendiendo a compartir y a ser solidario.

Con el dinero no solo se aprende el valor monetario de las cosas, también el esfuerzo por conseguirlas. A los niños hay que hablarles de cómo se consigue el dinero, para que no les pase como a Juancho, que cuando su mamá le decía que no había dinero para lo que quería, él, muy naturalmente le decía que fueran al cajero a sacar más. Se les debe inculcar la importancia del trabajo, que la plata no se consigue fácilmente y que por eso hay que saberla gastar.

De paso se le debe enseñar a ser honrado. Que no debe tomar dinero de otra parte o persona; si hizo un encargo, que entregue el vuelto; si le dieron de más en la devolución, que no se quede con el excedente.

Al mismo tiempo hay un tema importante de responsabilidad: enseñarle a guardar el dinero en un lugar seguro (una alcancía o el banco) para no perderlo, no gastarlo antes de tiempo, no derrocharlo.

Si lo extravía o lo gasta en un sólo día no es conveniente reponérselo. Es mejor revisar con él qué pasó y tomar medidas para que no vuelva a suceder.

CUENTAS CLARAS

SUMAS Y RESTAS

* Aproveche los días de compras para enseñarle a su hijo cuánto valen los artículos que llevan a la casa.

* No lo recompense por todo con dinero, después no hará un favor sino es por algo a cambio.

* No recompense aquellas cosas que son su deber hacer como las tareas, arreglar su cuarto o guardar su ropa.

* Enséñele que el dinero es bueno para gastarlo, entre otras cosas, con quienes estima. Así no se volverá tacaño y acumulativo sin más objetivo que atesorar.

* Hay que incentivarlo a que ahorre con un objetivo claro y a corto plazo.

* Si quiere un juguete, algo de ropa, un accesorio o un paseo, se le pueden proponer actividades extras para que gane el dinero que necesita.

* Si la familia pasa por un mal momento económico hay que contarle para que colabore y entienda las restricciones.

Análisis realizado por Aristimuño Herrera & Asociados”

Fuente: Banca & Finanzas


Deja un comentario

El Poder del Dinero (Parte 1)

Siempre he dicho que para poder hablar bien o mal de algo o de alguien hay que conocerlo. Pues en esta materia es igual, hay que conocer el medio que permite fluir al dinero y sus características.

Por ello, les sugerimos ver este documental acerca del dinero el cual está dividido en 6 capítulos. Aquí les dejamos el primero. Espero que les guste.

Saludos

http://www.documaniatv.com/social/el-poder-del-dinero-1-suenos-de-avaricia-video_2a6e0d925.html